Inicio » Combatir el síndrome de burnout » No te quemes en el tiempo muerto

No te quemes en el tiempo muerto

El síndrome de burnout puede agravarse ante la sensación de que nuestro trabajo nos roba mucho tiempo de nuestras vidas. Generalmente, empleamos mucho tiempo en desplazamientos hasta el trabajo que al final de día echamos de menos. Es importante para aumentar nuestra satisfacción en el trabajo que sepamos sacar partido del tiempo muerto.

La persistencia de la memoria, de Salvador DalíEl tiempo muerto es algo prácticamente inevitable a día de hoy. Esto no afecta sólo a nuestro trabajo sino que también afecta a las colas burocráticas, las retenciones al ir de vacaciones, la espera de un avión, etc. Es importante saber que ese tiempo se puede aprovechar y no irá directo a la basura.

El principal tiempo muerto es el consumido por el desplazamiento hasta el trabajo. Lo primero es intentar averiguar que ruta es la más rápida para llegar, ya sea con nuestro coche o utilizando transporte público. Si la oficina se encuentra a menos de 2 kilómetros es buena idea ir andando ya que podemos disfrutar del paseo al aire libre y nuestra salud lo agradece.

Si no hay más remedio que optar por un trasporte, dentro de él todavía podemos hacer actividades. Si coges el coche quizá sea la ocasión ideal para descubrir nuevos discos o reproducir tu discografía favorita. Otra opción es encontrar un programa de radio que sea entretenido y, sobretodo, positivo. Incluso podemos valernos de ese desplazamiento para ir perfeccionando nuestros conocimientos de alguna materia con métodos en audio. Si nuestra opción es el transporte público tenemos más posibilidades. Además podemos llevaros un libro o periódico para ojear mientras viajamos

La compañía siempre es de agradecer. Hacer el desplazamiento junto con un compañero de oficina puede amenizar bastante el viaje. Además, compartir coche os servirá para ahorrar unos euros en gasolina.

Siempre es buena idea tener alguna lectura a mano para cuando debamos esperar a lo largo del día en salas de espera, colas. La música, de nuevo, también es una buena opción.

Lo más importante es sobretodo tener paciencia y realizar cualquier cosa que nos haga pensar que estamos aprovechando todo segundo del día. Hay que tener claro que lo que jamás vamos a recuperar es el tiempo, así que debemos valorarlo bien.