Inicio » Combatir el síndrome de burnout » Superar el síndrome de burnout con un hobby

Superar el síndrome de burnout con un hobby

Encontrar un hobby puede ser la excusa perfecta para aliviar la apatía laboral que produce el síndrome de burnout. A través de un hobby podemos realizar actividades opuestas a nuestro trabajo y encontrar nuevos retos en el día a día. Un hobby es importante para contrarrestar la frustración del trabajo ya que permite desarrollar nuevas ilusiones y metas para nuestra vida.

El bricolaje es un hobby interesante para recuperarse mentalmenteMuchas veces nos planteamos cómo sería nuestra vida en otra profesión. La mejor forma de comprobarlo es a través de un hobby. Gracias a él podemos despertar intereses en nuevos ámbitos y descubrir nuevas profesiones con la única presión de divertirnos mientras lo hacemos.

De este modo, es muy buena idea reservar algo de tiempo al día para un hobby. Nos permitirá crecer en conocimiento y, muy importante, nos va a dar un descanso y desconexión mental con el trabajo que nos frustra durante unas horas. No se trata de utilizar una afición como escape de un mal trabajo sino usar el hobby para que mejore nuestro nivel de satisfacción general, lo que seguro nos hará afrontar el trabajo con más felicidad.

A la hora de elegir un hobby lo principal es que nos divierta como es lógico. También necesitamos un hobby que implique un trabajo diferente al que realizamos en la oficina. Por ejemplo, quizá no sea buena idea tener como hobby hacer sudokus si somos contables porque podríamos acabar por saturarnos. Un hobby de trabajos manuales o que implica la práctica de algún deporte suele complementarse bien con trabajos de oficina.

Otra de las ventajas que podemos aprovechar de nuestro hobby es intentar compartirlo con nuestros compañeros de trabajo. Esto nos permite estrechar lazos fuera del trabajo y hacer más amistosas nuestras relaciones sociales dentro de la oficina.