Inicio » El síndrome de burnout » ¿Estoy quemado del trabajo?

¿Estoy quemado del trabajo?

Una de las primeras dudas que nos pueden asaltar es saber si realmente podemos estar bajo el yugo del síndrome de burnout. Estar quemado en el trabajo no es una situación agradable ni deseable y puede perjudicarnos sensiblemente en todos los aspectos de nuestra vida. Es por esto que vale la pena dedicar unos segundos a reflexionar sobre nuestra situación laboral.

Síndrome de burnoutPara empezar debemos plantearnos si la recompensa recibida por nuestro trabajo, ya sea emocional como pecuniaria, se corresponde con nuestras expectativas y nuestro esfuerzo. Si pensamos que hay una gran desproporción entre ambos, es indicio de que podemos sufrir burnout.

Necesitamos valorar nuestro entorno laboral. Debemos apreciar nuestras expectativas de mejorar, nuestra iniciativa para llevar a cabo nuevos proyectos. Es importante también valorar la relación con el resto de trabajadores, si nos sentimos integrados en el grupo. De igual manera, vale la pena valorar si nuestro lugar de trabajo es agradable y confortable. Otro aspecto importante es conocer si los problemas laborales nos afectan fuera de él al generar preocupaciones que arrastramos el resto del día. Si la valoración es negativa a estas cuestiones, estamos o hemos desarrollado un posible síndrome de burnout.