Inicio » Combatir el síndrome de burnout » Escoge bien tu empleo

Escoge bien tu empleo

La mejor prevención posible para evitar sufrir síndrome de burnout es tan sencilla como hacer una elección meditada de nuestro futuro empleo. Tener una imagen realista y tener claro lo que esperamos del trabajo y lo que el trabajo puede ofrecernos es la mejor medicina para evitar quemarse en el trabajo.

La entrevista de trabajo es una oportunidad de conocer a la empresaAntes de aceptar o siquiera optar a un trabajo debemos hacer un análisis exhaustivo. No obstante, esta afirmación puede parecer muy fácil si no se tiene en cuenta que muchos podemos tener en algún momento dificultades para encontrar empleo y no podemos elegir. En este caso, no debemos valorar tan sólo el empleo sino cuál de nuestras alternativas, incluido el desempleo , va a darnos un grado de felicidad mayor.

Los aspectos que necesitamos valorar de nuestro empleo van desde el dinero retribuido hasta los complementos que nos ofrece. El sueldo es una parte importante, pero es mala idea dejarse cegar por una cifra alta . De nada sirve tener un gran sueldo si después no vamos a disponer de tiempo ni de salud para aprovecharlo.

De este modo, entran en liza otros factores como disponer de un horario que no nos obligue a renunciar a otras actividades que necesitamos hacer para realizarnos en nuestro día a día. De igual manera, otro aspecto a valorar son los pluses que puede darnos la empresa como comedor, gimnasio, guardería, aparcamiento, etc. Un horario flexible es tentador, pero de igual modo es atractivo que la empresa nos ofrezca servicios que nos vayan a suponer un importante ahorro de tiempo en nuestra vida.

Las expectativas de promoción son uno de los aspectos más difíciles de valorar. Debemos tener en cuenta si vamos a poder escalar dentro de la empresa, y para ello lo mejor es conocer si lo que nos separa de un puesto superior es una cuestión de experiencia o requiere una mayor inversión en educación e instrucción, o incluso si sólo resultan accesibles a socios de la compañía. Gran parte de nuestras expectativas de un futuro empleo pasan por las posibilidades de promoción, por lo que debemos intentar ser conscientes de las posibilidades reales.

Otro punto importante en la prevención del síndrome de burnout es valorar si el tiempo y los recursos aportados por la empresa permiten lograr los objetivos que se nos piden, sin necesidad de realizar de forma continua horas extra y sobreesfuerzos. De igual modo, es importante conocer si el sobreesfuerzo será compensado salarialmente o recibiremos el mismo pago pese a dedicar un esfuerzo mayor.

La entrevista es una oportunidad única no sólo para que la empresa te conozca, sino para que tú conozcas a la empresa. Con todos estos elementos en tu mano puedes formarte una imagen más realista de futuro trabajo y valorar si realmente quieres acceder a él. Además, nuestras expectativas serán acordes con la realidad y desaparecerá la frustración que nos quema por haber tenido depositadas en el trabajo unas expectativas ficticias.